Ir a Inicio




En ellas descubrirá mundos perdidos, valles olvidados, y ciudades escondidas, se embarcara en navíos corsarios, y arribará a islas recónditas, viajara a las sabanas africanas, cruzará las selvas de cualquier continente plagadas de caníbales e infestadas de fieras salvajes, tendrá que sortear arenas movedizas, además de escalar montañas nevadas y atravesar desfiladeros de vértigo, para terminar en un desierto árido donde tendrá que calmar la sed en un oasis y pensar que el Reino de Preste Juan se encuentra un poco más allá, tal vez al final de las arenas. Recorrerá los lugares más recónditos en busca de reliquias y tesoros perdidos, es posible que en el viaje se encuentre con bellas mujeres que utilizan las lianas como principal medio de locomoción. Pero le puedo asegurar que al final de esas cartas de navegación que se deshacen en las manos o de aquellos mapas raídos y desgastados por el tiempo, logrará hallar la recompensa de descubrir las esquivas, pero siempre fascinantes Razas Perdidas.


  • Nueva Colección


  • Nueva Colección


  • Próximamente